Skip navigation

Tag Archives: LLegó el Papa


 
En estos días en los que la mayoría está descontenta con la situación económica en la que vive, lo que yo observo es qué, esa mayoría solo hace que llorar para adentro, pero sigue alimentando a los grandes artífices de la crisis:  LOS BANCOS, siguen con las nóminas domiciliadas, pagando los recibos por medio de los mismos, en definitiva: DÁNDOLES DE COMER A LOS QUE NOS HUNDEN EN LA MISERIA.Es lo que hayPues sí, soy ateo, por el momento no pago impuestos pero estoy seguro de que me tocaría mucho las narices(aparte del bolsillo)el que venga la HIPOCRESÍA vestida de blanco y encima tendría que pagarle el viaje(con toda pompa y boato)a él y a todo su séquito, y que encima me quieran vender la moto de que la visita del Papa va a suponer un montón de millones de beneficio para los Madrileños(que se lo cuenten ahora que les acaban de subir los trasportes públicos y les aclaren lo de los bonos descuento para los voluntarios católicos en los trasportes públicos). ¿Y qué pasa con la cantidad de millones de euros que cuesta el que venga un personaje qué no representa sino a una minoría, que se dice Cristiana?. ¿Dónde queda aquello de dar de comer al hambriento y de beber al sediento?. En este país hay personas que pasan hambre y muchas necesidades, así que lo justo sería que los Católicos antes de querer a su Papa de visita, se rasquen el bolsillo y no se rasguen las vestiduras por los que estamos(reitero yo no pago impuestos)en contra de que esa visita se financie con el Erario Público, que esto último si es algo serio y más importante que la visita del Papa del Vaticano; que por cierto es el Estado más rico del mundo, pero eso es algo que todos sabemos porqué lo es.
Es más, a mí no me queda claro en calidad  ¿de qué viene? . ¿De jefe del Estado Vaticano o de Sumo Pontífice de los Católicos?. lo que si tengo claro es a lo que viene: a cuidar de su rebaño no sea que se le vaya a desperdigar en los tiempos que corren. Respeto la fe de cada uno, pero a mi ignorante entender;qué cada uno pague por aquello en lo que crea.